¿Cuál es la etimología de la palabra Homo, vulgo hombre (hominem > homine > homne > homre > hombre)?

Aquí las explicaciones son pocas. Los antiguos no dedicaban al macho tantos esfuerzos como a desentrañar el Eterno Femenino. Ya el gran anticuarista latino Varrón señaló las similitudes entre homo y humus. Este último término se encuentra en palabras como inhumar, “enterrar”, o exhumar, “desenterrar”. En otras lenguas indoeuropeas, como el lituano, las palabras hombre y tierra son muy parecidas; en el sánscrito, el humano deriva de la tierra generadora; en el griego, se puede rastrear el origen de hombre en la misma raíz de la que deriva fémina como dadora de vida (la “f” y la “h” pronunciada como jota son muy parecidas, como bien demuestra la evolución de muchas palabras latinas al castellano).

Dios creó al hombre a partir del barro no sólo en las leyendas hebreas y babilonias, sino también en el mito griego de Epimeteo y Pandora. El humus es la tierra vegetal, llena de minerales, hongos, bacterias y demás sustancias vomitivas que permiten la vida. En suma, el hombre es puro estiércol.

Anuncios